2017 · 01 · 08

Jerusalén: mueren cuatro soldados en ataque con un camión. Fuertes represalias israelíes

Cuatro soldados israelíes murieron este domingo atropellados por un camión en Jerusalén, en un ataque perpetrado por un palestino. Sin juicio alguno, el atacante fue asesinado e inmediatamente, su vivienda demolida.

A pesar que no se sabe si el atropello fue intencional o corresponde a falla mecánica del vehículo, el conductor fue muerto instantáneamente, recibiendo decenas de tiros y sin investigar el hecho y menos llevar el caso a un tribunal. ¡Bastaba con reducir o paralizar el conductor!. A su vez, de inmediato, Israel ordenó demoler las viviendas de la familia del conductor en Jabal Almukaber en Jerusalén, y fueron detenidos sus familiares y amigos cercanos.

Instantaneamente, El Conductor recibió decenas de tiros  (Foto Agencia Maan)

Cerrados todos los accesos al pueblo de Jabal Almukaber  (Foto Agencia Maan)

Cuando un palestino es responsable de algún ataque, (incluso bastaría una simple sospecha), de inmediato, esté, es asesinado, demolida su vivienda y las viviendas de sus familiares y detenidos todos sus amigos y familiares. No es necesario llevar el caso a un tribunal.

Sin embargo, cuando un israelí asesina a palestinos, éste cuenta con todos los derechos legales y la presunción de inocencia. Se realiza un juicio que podría durar años, -para los palestinos es un simple Show mediático-, mientras el o los responsables estén en libertad y habitualmente el juicio termina por absolverlos o por mo encontrar responsables. Nunca se ha condenado a un israelí por la muerte de un palestino e incluso por los asesinatos de periodistas extranjeros y el asesinato de la joven norteamericana Rachel Corie.

El soldado israelí que hace unos meses asesinó a tiros a un palestino herido en Hebrón, es tratado como héroe y el propio Netanyahu y todo el gabinete israelí pide su absolución.

Los asesinos de la familia palestina Dawabshe, quienes quemaron vivos a toda la familia mientras dormía en su hogar en la aldea palestina de Duma, y donde murieron los padres y un bebé de 18 meses, sobreviviendo solo un niño de 4 años que quedó gravemente quemado. A pesar de las claras evidencias y las confesiones de los colonos asesinos, a casi un año y medio del crimen, ningún israelí es condenado y los criminales son tratados como héroes y gozan de la más absoluta impunidad. Mas aún la familia que acogió al niño sobreviviente es permanentemente expuesta a agresiones y allanamientos nocturnos por parte de los militares israelíes.

Lo mismo pasa con los asesinos del niño palestino Mohamad Abu Khdeir de 16 años quemado vivo por tres colonos israelíes en Jerusalén en junio de 2014. A pesar de las filmaciones de video y confesión de los responsables, a la fecha ningún israelí es condenado por este crimen.

En cambio, bastaría una simple sospecha por muy infundada que sea, para que se justifique asesinar a un palestino, sea niño, mujer u hombre, donde habitualmente los militares israelíes impiden las asistencias médicas y el ingreso de las ambulancias, dejando a la víctima que muera desangrando.

Los asesinos israelíes, no se les demuelen las viviendas, no se detiene a sus familiares, no cierran sus ciudades y pueblos y no se lleva a cabo represalias y asesinatos contra sus amigos y cercanos.

 

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén