2017 · 01 · 06 • Fuente: Agencia EFE

Familia del palestino muerto en Hebrón por un soldado quiere ir a la Corte Penal

La familia de Abdel Fatah Al Sharif, el palestino muerto de un tiro en la cabeza cuando estaba herido y ya había sido reducido tras atacar a otro uniformado en Hebrón en marzo, considera insuficiente la condena por homicidio que ha recibido esta semana el soldado israelí que apretó el gatillo.

"La familia irá a la Corte Penal Internacional para demandar a los soldados israelíes por su crimen, que ha sido una ejecución a sangre fría", declaró el portavoz de los Al Sharif, Abu al Walid Al Sharif.

Según el representante, la corte militar que este miércoles leyó su sentencia al soldado Elor Azaría, de 20 años, "es una comedia" y reiteró que harán presión sobre el liderazgo palestino para que les acompañe en su petición ante la Corte.

Después de nueve meses de juicio, esta semana se conoció el veredicto por el que será sentenciado Azaría, que señala que éste sabía que su acción provocaría la muerte y que mató a Al Sharif "sin motivo" que lo justificase.

El tribunal descartó los argumentos "cambiantes y evasivos" del soldado, cuya defensa se basó en probar que no fue su disparo el que provocó la muerte y en asegurar que disparó por temor a que Al Sharif portase una bomba o tratase de coger de nuevo el cuchillo con el que perpetró el ataque, que estaba a unos metros de su cuerpo.

El portavoz de la familia defendió la inocencia de Al Sharif y dijo que el joven, de 19 años, salía de la casa familiar junto a un amigo, Ramzi Al Kasrawi -que también murió durante el ataque-, cuando sucedieron los hechos, añadiendo que éste nunca había mostrado intereses políticos.

Por su parte, el diario israelí Maariv publicó hoy una encuesta en la que participaron más de 500 ciudadanos que reveló que el 60% de los encuestados rechaza la condena por homicidio frente al 38% que la respalda.

Además, el 51% cree que el juicio de Azaría no ha sido justo, ante un 36% que sí.

Este caso ha provocado gran tensión en la sociedad israelí, divida entre los que defienden la actitud del soldado frente a lo que consideran el enemigo palestino y los que piensan que lo que hizo fue inmoral y contrario al código militar, que permite disparar a matar solo cuando haya un grave riesgo para la vida o la integridad.

Según informó hoy la prensa, el próximo 15 de enero se conocerá la sentencia, que puede ser de un máximo de 20 años de cárcel, aunque la familia de Azaría ya ha anunciado su intención de acudir al Tribunal Militar de Apelaciones, lo que podría extender el proceso.

Algunos líderes políticos, como el primer ministro Benjamin Netanyahu, se han mostrado a favor del indulto.

Mientras, el jefe del Estado mayor, Gadi Eizenkot, ha pedido respeto ante el veredicto y defendido que hay que mantener los principios y valores del Ejército, una postura que le ha valido un aluvión de críticas e incluso amenazas que son investigadas por el fiscal general.

Fuente: Agencia EFE