2017 · 01 · 04 • Fuente: Amnistía Internacional

AI: La condena a un soldado israelí debe propiciar que se haga justicia por homicidios ilegítimos

El soldado, Elor Azaria, fue declarado culpable del homicidio de Abed al Fatah al Sharif, uno de los dos palestinos que, según parece, participaron en el apuñalamiento de un soldado israelí el 24 de marzo de 2016 en Hebrón.

La sentencia condenatoria dictada contra un soldado israelí que mató a tiros a un palestino implicado en un ataque con arma blanca en Hebrón cuando estaba herido en el suelo frece un pequeño destello de esperanza en medio de la extendida impunidad para los homicidios ilegítimos que se cometen en los Territorios Palestinos Ocupados, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

El soldado, Elor Azaria, fue declarado culpable del homicidio de Abed al Fatah al Sharif, uno de los dos palestinos que, según parece, participaron en el apuñalamiento de un soldado israelí el 24 de marzo de 2016 en Hebrón, después de que un tribunal militar resolviese por unanimidad que sus actos violaron las reglas de intervención del ejército israelí.

“La sentencia condenatoria impuesta hoy a un miembro de las fuerzas israelíes es algo excepcional en un país con un largo historial de uso de fuerza excesiva e injustificada, donde los soldados que podrían haber cometido crímenes de derecho internacional rara vez son enjuiciados. Este fallo es un pequeño paso en la dirección correcta y un destello de esperanza de que los soldados que cometan homicidios ilegítimos no seguirán gozando de impunidad”, afirmó Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia en Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Las pruebas en vídeo sobre el incidente muestran a Elor Azaria disparando aparentemente al herido sin justificación aparente, y el tribunal resolvió que la única razón de los disparos fue su deseo de vengarse por el ataque previo con arma blanca. El homicidio deliberado de una persona capturada que no representa una amenaza inminente para la vida de las personas cometido por un soldado constituye ejecución extrajudicial y es un crimen de derecho internacional.

El tribunal rechazó con firmeza las alegaciones de Elor Azaria de que había actuado en defensa propia al temer que el herido llevara un chaleco con explosivos.
La oleada de violencia iniciada en Cisjordania en octubre de 2015 ha provocado un aumento de los homicidios ilegítimos, incluidos ataques con arma blanca y de otro tipo contra soldados, policías y civiles israelíes cometidos por palestinos y presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por fuerzas israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados. El pasado año al menos 16

israelíes murieron en ataques cometidos por palestinos y al menos 110 palestinos murieron a manos de las fuerzas israelíes.

Las investigaciones israelíes anteriores sobre estas violaciones vulneraban las normas internacionales. En varios casos, las fuerzas israelíes no respondieron de sus actos a pesar de las pruebas fehacientes de que se había cometido un crimen.

“Lamentablemente, esto es sólo la punta del iceberg. Hemos visto una y otra vez casos en los que las fuerzas israelíes han cometido aparentemente homicidios ilegítimos, mostrando una terrible indiferencia hacia la vida humana. La persistente inacción de las autoridades para que se rindan cuentas por violaciones flagrantes ha fomentado una cultura en la que los homicidios ilegítimos se han convertido en algo aceptable”, prosiguió Philip Luther.

“Para acabar con este enconado ciclo de homicidios ilegítimos es crucial que los responsables de violaciones rindan cuentas de sus actos.”

En un memorando enviado a las autoridades israelíes en septiembre de 2016, Amnistía Internacional destacaba al menos 20 casos de presuntos homicidios ilegítimos de palestinos cometidos por fuerzas israelíes. En al menos 15 de los casos, las víctimas murieron por disparos deliberados a pesar de que no constituían una amenaza inminente para la vida de las personas.

Fuente: Amnistía Internacional