2016 · 12 · 19 • Fuente: The Associated Press

Club chileno de fútbol Palestino visita Cisjordania

Durante una semana, los aficionados palestinos al fútbol han disfrutado de un regalo navideño especial: la primera visita del club chileno de fútbol Deportivo Palestino a Cisjordania.

El club, bicampeón de la Primera División chilena y que llegó a cuartos de final este año en la Copa Sudamericana, fue fundado por inmigrantes palestinos en 1920 en la capital chilena, Santiago. El equipo tiene muchos seguidores entre los palestinos y el presidente, Mahmud Abás, describió una vez al conjunto como “un segundo equipo nacional para el pueblo palestino”.

“El principal objetivo de esta visita es reconectar al equipo con nuestros orígenes en Palestina”, dijo el entrenador del equipo, Christian Elben Nazal, hijo de un emigrante que llegó a Chile desde la localidad de Beit Jala.

Se cree que Chile acoge la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe, con raíces principalmente en las localidades tradicionalmente cristianas de Beit Jala, Belén y Beit Sahur. La camiseta roja, blanca, negra y verde del equipo representa los colores de la bandera palestina y la conexión de la comunidad con su tierra ancestral.

Durante su visita de una semana, los miembros del Palestino acudieron a lugares históricos y jugaron dos partidos, uno contra la selección palestina y otro contra un equipo de estrellas de la zona de Hebrón. También organizaron entrenamientos con niños y jóvenes.

Los aficionados se enfrentaron a la lluvia y el frío, sentados en el pequeño estadio mientras esperaban a que comenzara el partido contra el equipo de Hebrón el pasado jueves.

El locutor del estadio ensayaba las presentaciones en árabe y español. Largas pancartas en la banda decían “De Santiago a Jerusalén, están en nuestro corazón”.

Por los altavoces sonaban canciones palestinas, seguidas del himno del club chileno en español mientras los equipos rivales entraban en el campo entre vítores.

“No me importa quién gane”, comentó Osama Montasir, de 54 años, un aficionado local. “Asistimos a un carnaval deportivo entre palestinos de la patria y la diáspora”.

Las autoridades deportivas palestinas confiaban en que la visita fomentara el fútbol en la región.

“Ganaremos experiencia de ellos y esto ayudará a nuestra selección”, dijo Hisham Abu Shekhinden, entrenador y exjugador del club de Hebrón Al-Ahli.

Como muchos otros aspectos de la vida palestina, el fútbol se ve marcado por su accidentada relación con Israel. La federación palestina ha intentado varias veces sin éxito que se expulse a Israel de la FIFA por diversos motivos, acusa a Israel de bloquear el movimiento de sus deportistas y afirma que los equipos de los asentamientos en Cisjordania son ilegales.

En los últimos años, varios jugadores chilenos de origen palestino han acudido a jugar con equipos locales y la selección. Ahora, el Palestino tiene en la mira a varios jugadores palestinos para llevarlos a jugar en Chile.

Shadi Shaban, de 24 años, mediocampista y exjugador de las ligas palestina e israelí, está cedido al Palestino tras ser avistado durante una concentración el año pasado del club de Hebrón Al-Ahli en Santiago de Chile.

“Jugar en Chile ha sido una gran experiencia, es un fútbol de más nivel”, comentó Shaban, que lleva seis meses jugando en el país sudamericano. “Como el primer palestino que juega en Chile, abrí la puerta y espero que otros vengan detrás”.

Aunque la selección palestina de fútbol está en un modesto lugar 133 de la clasificación mundial de la FIFA, Roberto “Tito” Bishara, ex jugador del Palestino y de la selección palestina, es optimista sobre que el equipo pueda mejorar.

“Sé cuánto intentan desarrollar el fútbol aquí. Estoy seguro de que Palestina estará pronto en un Mundial”, aseguró.

El Palestino no ha eludido la controversia. En 2014, la Federación Chilena de Fútbol obligó al club a cambiar una camiseta que mostraba el número 1 con la forma de la Palestina histórica, incluyendo todo lo que ahora es Israel, tras quejas de organizaciones judías locales.

En su visita de este mes, el equipo solicitó un permiso para atravesar Israel y entrar en Gaza, pero no lo consiguió. El COGAT, el organismo israelí de defensa que emite esos permisos, no respondió en un primer momento a una petición de comentarios.

Durante su visita a la Vieja Jerusalén la semana pasada, los jugadores también se vieron algo sobresaltados por el sonido de disparos y la imagen de soldados corriendo después de que se baleara a un joven palestino que apuñaló e hirió de levedad a dos policías israelíes con un destornillador.

“No nos sorprendió, es lo que habíamos leído, pero fue la primera vez que vivimos la experiencia”, dijo el técnico Nazal.

Fuente: The Associated Press