2016 · 12 · 12 • Fuente: Sal Emergui, Marca - España

Israel, descontenta con la designación de Gijón

Fuentes oficiales israelíes han mostrado su extrañeza ante la decisión de la Federación Española de Fútbol de elegir Gijón como sede del partido correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial de Rusia en 2018. El motivo de su enfado es que, a propuesta de tres partidos de izquierda, el Ayuntamiento de esta ciudad asturiana aprobó en enero una declaración a favor del boicot a Israel abrazando así la campaña del movimiento propalestino BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones).

"Realmente es extraño que España invite el próximo 24 de marzo a la selección que representa a Israel a una localidad que votó a favor del boicot a Israel. No entendemos que de todos las ciudades en España, hayan escogido precisamente la que declara abiertamente el boicot y la discriminación contra nosotros", señalan fuentes israelíes a MARCA.com.

"El boicot no sirve para nada ni ayuda a reanudar las negociaciones con los palestinos para un acuerdo de paz que todos deseamos", añaden sin ocultar preocupación por posibles incidentes y protestas durante la visita del equipo israelí a Asturias. Más allá de esta polémica, la selección israelí va siempre acompañada por espectaculares medidas de seguridad. En su último viaje a Albania donde ganó, la seguridad fue máxima a raíz de la detención de cuatro miembros de una célula vinculada al Estado Islámico (IS en sus siglas en inglés) de atentar durante el partido. De hecho, las autoridades locales decidieron cambiar la sede del encuentro por precaución.

Desde la Federación israelí de fútbol prefieren no entrar en polémicas de cara al partido en España y se limitan a destacar "las excelentes relaciones con la Federación Española. No conocemos los criterios por los que eligieron Gijón y tampoco tienen que pedirnos permiso. Jugaremos donde ellos nos digan. No debemos mezclar el deporte con otras cosas".

Hace once meses, el consistorio de Gijón aprobó una declaración antiisraelí propuesta por el PSOE, Xixón Sí Puede e IU acusando a Israel de "practicar Apartheid". "La situación que se vive en los territorios palestinos ocupados por Israel genera inquietud e indignación. Una gran parte de la población palestina sufre las consecuencias de la política de los gobiernos israelíes que desoye las resoluciones de los organismos internacionales y causa gran sufrimiento a la población civil", señaló la moción a favor de la campaña de BDS contra Israel.

El portavoz del PSOE en Gijón, José María Pérez, que apoyó la declaración de boicot a Israel, tampoco entiende la elección para la disputa del partido. "No creo que sea la mejor decisión", ha declarado aludiendo que el texto aprobado se refiere a no contratar "servicios o comprar productos a empresas cómplices de violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional".

La alcaldesa, Carmen Moriyón, (Foro Asturias) se abstuvo en la votación añadiendo que es "sólo declarativo". Tras aclarar que no comparte la petición de boicot, avisó que no lo aplicará. "Mientras yo sea alcaldesa no aplicaremos ninguna medida de exclusión", enfatizó recientemente. La decisión fue recurrida ante la Justicia por la asociación española proisraelí ACOM. El juez rechazó el recurso alegando que se trata de una mera declaración política sin efectos prácticos.

En una cita empresarial en Madrid hace un mes sobre Gijón como "ciudad inteligente" (Smart City) que tenía a Moriyón como invitada principal, el presidente de la Comunidad Judía de Madrid, David Hatchwell , le preguntó: "¿Su imagen de Smart City significa excluir a empresas como Apple, Google o Microsoft, que investigan y producen en Israel?". "El boicot a una democracia como Israel no es algo sólo declarativo. El movimiento BDS, de la mano de IU Podemos y con la complicidad de Moriyón, ha puesto a Gijón en el mapa de la infamia, apareciendo en la prensa internacional por sus rancias medidas judeófobas. Esto ya ha alertado a las mayores empresas del mundo de la inseguridad jurídica a la hora de operar en esa ciudad", concluyó asegurando que en varios casos la Justicia declaró ilegal el boicot a Israel.

Tras perder en casa en el primer partido ante Italia, Israel ganó a domicilio a Macedonia y Albania y en casa a Liechstentein. El equipo entrenado por Elisha Levy es tercero con nueve puntos, a uno de España e Italia que lideran el Grupo G. Aunque nada más conocer el sorteo, la prensa israelí no dio opción alguna de clasificarse para el Mundial en Rusia, la cita de El Molinón despierta en Israel un pequeño hilo para soñar. Los aficionados israelíes, que siguen con pasión la Liga española, son conscientes de que todo lo que no sea una victoria de los chicos de Julen Lopetegui sería una gran sorpresa. Para ellos, una grata sorpresa.

Fuente: Sal Emergui, Marca - España