2016 · 02 · 03

Fernando Hierro, en medio de la polémica entre Israel y Palestina

Organizaciones de Derechos Humanos, solicitan al entrenador de fútbol Fernando Hierro no aceptar convertirse en el entrenador de la selección israelí, ya que ese país, utiliza el deporte y la cultura como parte de su propaganda y de maquillaje para mostrarse como un país "normal" y cubrir las permanentes violaciones a los derechos humanos que comete. El deporte es respeto, y un destacado profesional como Fernando Hierro, no puede prestarse para colaborar con un ente que comete atrocidades

La Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) y el movimiento BDS por el boicot a Israel han pedido al exmadridista Fernando Hierro que no trabaje para este país después de conocerse que está en negociaciones para mejorar el fútbol israelí.

En una carta abierta al exfutbolista, la RESCOP y el BDS le recuerdan la ocupación del pueblo palestino por Israel para transmitirle que sus contactos con las autoridades israelíes "lejos de promover el deporte y sus valores, lo que pretende es hacer del fútbol el buque insignia de la propaganda normalizadora israelí".

"Así, los focos de los grandes estadios internacionales desviarán la atención de las sistemáticas violaciones de los derechos humanos que sufre el pueblo palestino y que hacen imposible su día a día en todos los aspectos de la vida", le indican en una misiva de cinco páginas.

El pasado 27 de enero el diario israelí Yediot Aharonot dio a conocer en exclusiva que la ministra de Deporte, Miri Regev, y la Federación Israelí de Fútbol, estaban en negociaciones avanzadas con el Hierro para que "lleve a cabo una revolución" en el fútbol israelí, tras los fracasos que ha acumulado su selección durante las últimas tres décadas.

Según el diario, las negociaciones están pendientes de que se resuelva la cuestión salarial. Para la RESCOP, formada por más de 40 organizaciones propalestinas y de derechos humanos en España, aceptar un contrato con Israel supone apoyar la "normalización" de la ocupación y unas "violaciones (que) afectan en gran medida al deporte".

"Los y las deportistas palestinas de todos los niveles ven restringida de forma rutinaria y sistemática todas sus libertades fundamentales", se indica en un documento que incluye una larga serie de ejemplos de esas presuntas violaciones.

Igualmente, apelan a Hierro con ejemplos ocurridos durante la última guerra en Gaza, en 2014, en la que murieron dos jugadores de fútbol de 19 años y un comentarista deportivo.

Según la FIFA, subraya la carta, "el 70% de las infraestructuras deportivas de Gaza quedaron destruidas" durante los ataques israelíes en aquella guerra.

En una investigación de esta organización, Israel reconoció haber lanzado esos ataques con el argumento de las instalaciones deportivas de Gaza fueron usadas para lanzar cohetes contra su territorio.

La RESCOP y el movimiento BDS recuerdan en ese sentido la investigación abierta por la organización mundial del fútbol tras denuncias presentadas por los palestinos acerca de severas restricciones de movimientos a jugadores de Gaza y Cisjordania, así como el que cinco equipos de asentamientos judíos participen en competiciones locales o el racismo en los estadios israelíes.

Y le insta a no aceptar un cargo que estará bajo la autoridad de la ministra Miri Regev, del ala más dura del partido conservador Likud.

"Fernando, si aceptas trabajar para Israel, lo harás bajo el mando de la ministra de Cultura y Deportes (...) que sirvió durante 25 años en el Ejército israelí hasta que dio el salto a la política, no esconde sus deseos de seguir colonizando y robando tierras palestinas", escriben las 46 organizaciones firmantes.

Fuente: EL HUFFINGTON POST