2014 · 08 · 13 • Fuente: Sandra Sánchez para Palestinalibre.org

¡Alto al Genocidio Israelí contra el Pueblo Palestino!

Indignadas e indignados por el genocidio que comete el gobierno de Israel contra el indefenso pueblo palestino de Gaza, que sólo en el último mes suma casi dos mil víctimas, muchas de ellas niños, niñas y mujeres, un grupo de ciudadanas y ciudadanos hondureños nos hemos constituido en el Comité Hondureño de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

Nos une nuestro repudio a la barbarie que comete ese gobierno fascista y racista bajo la dirección del Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, que agrede militarmente a una población civil indefensa, con armas mortíferas de última generación y en forma premeditada.

No existe argumento alguno que justifique el bombardeo con misiles a viviendas civiles, escuelas u hospitales, que se ametralle niños y niñas que apenas sobreviven en medio del horror, o se cañoneen refugios donde se amontona la población civil aterrorizada, después que sus hogares han sido destruidos por la bombas asesinas.

A eso no se le puede llamar “guerra”, porque no estamos ante el enfrentamiento de dos fuerzas con igual capacidad de fuego, sino ante la acción letal de uno de los ejércitos más poderosos del mundo, que masacra y busca exterminar a un pueblo indefenso, ante la casi indiferente de la comunidad mundial.

Sólo en esta última ofensiva del ejército israelí, llamada “Borde Protector”, que comenzó el pasado 8 de julio hasta la fecha ha dejado casi dos mil personas asesinadas, dos tercios de las cuales son civiles, así como una 9500 personas heridas, según cifras oficiales del Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, que también ha informado su incapacidad de atenderles a todos.

Entre los hechos más espantosos que han ocurrido durante esta criminal ofensiva destaca el asesinato, hasta la fecha, de 408 niños y niñas, según el UNICEF, cuyos cadáveres son apilados en frigoríficos de alimentos, por la falta de espacio en las morgues.

Muchas de estas muertes infantiles, han sido ocasionadas por la lluvia mortífera de bombas lanzadas directamente sobre escuelas, incluyendo algunas bajo el control de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mismas que su Jefe de Operaciones en Gaza, Robert Turner, ha calificado como acto criminal, ya que en 33 oportunidades proporcionó a las autoridades israelíes la ubicación exacta de todas sus instalaciones.

Pero el gobierno genocida no está solo. Es respaldado sistemáticamente por el gobierno de los Estados Unidos, que anualmente le apoya con 3 mil millones de dólares en armamento y logística, además de salvarle del castigo internacional con su veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La hipocresía diplomática del gobierno norteamericano no tiene límites. Mientras promueve treguas y diálogos, apoya militarmente a Israel.  Mientras Barack Obama se desgarraba las vestiduras por un alto al fuego “humanitario”, el Congreso de Estados Unidos aprobaba el viernes 1º de agosto, a solicitud suya, un paquete adicional de ayuda al ejército israelí por 225 millones de dólares.

Igual pasa con la ONU, obligada por su mandato a actuar en defensa de la de humanidad y de la paz. Su secretario general, un timorato Ban Ki-moon no pasa de condenas verbales y pedidos de tregua, no mueve un dedo para detener la ofensiva en el terreno de los hechos, aun cuando escuelas bajo su protección son hechas trizas por los misiles israelíes. Tal parece que el Sistema de Naciones Unidas ya sólo sirve para contar muertos y ha fracasado en su misión de para garantizar la paz en el planeta, que le dio vida después de la Segunda Guerra Mundial.

Frente a la inhumanidad, complicidad y negligencia que rodea el genocidio al pueblo Palestino, decidimos sumarnos a la ola de indignación, repudio y solidaridad creciente que moviliza a muchos pueblos en el mundo. Nos mueve el más básico de los principios que es la defensa de la vida y la dignidad humana, así como la defensa al derecho de los pueblos a vivir en paz, el respeto a su soberanía y autodeterminación nacional.

Por todo lo antes señalado, nuestro Comité demanda:

- El cese definitivo de la ofensiva militar israelí contra Gaza y cualquier otro territorio palestino.

- Levantamiento del bloqueo a Gaza, y apertura de un corredor humanitario para que llegue la ayuda internacional a su población.

- Castigo al genocidio y demás crímenes de guerra cometidos por el gobierno de Israel.

- Cese de la ayuda militar de Estados Unidos al gobierno israelí.

- Rompimiento inmediato de relaciones diplomáticas con el gobierno de Israel.   

En ese propósito, nuestro comité desarrollará actividades públicas y pacíficas de condena y denuncia al gobierno de Israel y su ejército fascista, y a su cómplice, el gobierno de Estados Unidos, para lo cual llamamos al Pueblo Hondureño a sumarse a las muestras de solidaridad concreta con nuestros hermanos y hermanas palestinos.

Estamos abiertos/as a recibir en nuestro seno a todas las personas y organizaciones que deseen sumarse a nuestras acciones, sin discriminación de ninguna naturaleza, razón por la cual les invitamos a la primera actividad que realizaremos, una vigilia el día de mañana jueves 7 de agosto, a partir de las seis de la tarde, frente a la Embajada de los Estados Unidos.

Dado en Tegucigalpa, M.D.C. a los seis días del mes de agosto de 2014

¡No olviden llevar sus velas y pancartas! ¡Les esperamos!

COMITÉ HONDUREÑO DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO

Honduras: Vigilia en solidaridad con Palestina

EZLN: “El pueblo de Palestina resistirá y se levantará de nuevo"

Fuente: Sandra Sánchez para Palestinalibre.org