2014 · 03 · 07 • Keren Manor & Shiraz Grinbaum / Activestills, +972 Magazine (Traducción: Palestinalibre.org)

'Mujeres de negro' en Israel: 26 años de lucha contra la ocupación

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Activestills ha decidido rendir un homenaje a más de un cuarto de siglo de activismo contra la ocupación por el grupo 'Mujeres de Negro' en Israel. Todos los viernes desde 1988, estas mujeres se han instalado en las principales plazas de las ciudades o en los cruces de carretera con carteles que llaman a poner fin a la ocupación israelí.

Dafna Kaminer: Era la época de la primera Intifada, y queríamos apoyar la lucha palestina. Así que decidimos que íbamos a instalarnos en algún lugar con letreros que pedían poner fin a la ocupación. Fue la cosa más sencilla y visual que podíamos hacer.

Edna Glukman, de  83 años, Activista y co-fundadora del grupo Muejeres de Negro en Tel Aviv, sostiene sostiene un cartel que dice 'Detener la Ocupación' en hebreo.

Edna Glukman: En un principio, los manifestantes de extrema derecha comenzaron a atacarnos durante las vigilias. Cosíamos grandes banderas negras y con pequeñas letras blancas escribíamos consignas en contra de la ocupación, así como las palabras justicia, paz y  mujeres. En el momento en que comenzamos a escribir la palabra "mujer" en nuestras banderas, ya estaba empezando a convertirse en un movimiento de mujeres.

Stela Tzur, 86, co-fundadora de Mujeres de Negro y parte del grupo de Haifa tiene un signo que dice "ojo por ojo hasta que todos van a ciegas" en hebreo.

Tamar Huffman, de 58 años, del grupo de Tel Aviv, activista desde hace cuatro años en Mujeres de Negro sostiene un cartel que dice 'Detener la ocupación' en hebreo.

Tamar Lehan: No me uní por razones feministas, sino más bien por la declaración persistente y clara del grupo. Sin embargo, creo que es muy lógico que sea un grupo de mujeres, ya que las mujeres están acostumbradas a hacer el trabajo duro por largos períodos de tiempo sin buscar resultados inmediatos.

Dafna Kaminer: En tiempos de agitación, se espera más violencia verbal y a veces física. El pueblo nos maldice como si fuéramos las responsables de la situación, y no los políticos de Israel. Cuando las cosas están más tranquilas, la gente nos ve y no dicen nada. Como si fuéramos transparentes o inexistentes.

Dafna Kaminer (sentada), co-fundadora de Mujeres de Negro y Tamar Leahn, de 71 años, activista desde hace 20 años en Mujeres de Negro, en el grupo de Jerusalén.

Aliya Strauss, de 78 años, activista desde hace 24 años en Mujeres de Negro y es parte del grupo de Tel Aviv, sostiene un cartel que dice  'Detener la ocupación" en árabe.

Aliya Strauss: Las personas se nos acercan y cínicamente preguntan "¿De qué ocupación están hablando?".  Pero también hay jóvenes que vienen a hacer la misma pregunta con toda seriedad, ya que simplemente no entienden nada al respecto. En los primeros años, muchas mujeres se situaban en docenas de cruces, mujeres judías y árabes juntas. Hoy somos muchas menos. Realmente es difícil de conseguir poder dedicar un día todas las semanas por esta causa. Nosotras somos las que continuamos haciéndolo. La gente en la calle debe saber que nosotras somos las que piensan que debe haber una solución.

Dalya Segal: En 1967, cuando mi marido regresó de la guerra, regresó animando. Fui con él a ver el Muro de los Lamentos que recordaba de mi infancia. Vi casas en ruinas por todas partes. No era el estrecho callejón en que solía caminar.  Luego empecé a preguntarme, ¿Qué planean aquí? ¿Por qué están expulsando a la gente de sus casas? Cuando vine a unirme a la vigilia, las mujeres de allí me preguntaron por qué quería unirme. Yo le respondí simplemente: "He venido a estar con ustedes." Fue tan natural, como si estuviera con ellas toda mi vida.

Dalya Segal, de 79 años, activista desde hace 8 años en Mujeres de Negro, y parte del grupo de Tel Aviv, sostiene un cartel que dice  'Detener la ocupación' en hebreo.

Varda: Tomamos el código de color negro de las Madres de Mayo de Argentina y Chile, como parte de un movimiento político en todo el mundo contra la violencia, la ocupación, la discriminación y el racismo. En el contexto histórico que tiene sentido, que debe ser considerado como una de las causas.

Edna Zaretzki Toledano: Nuestro estado debe ser un estado para todos sus ciudadanos, mientras que al mismo tiempo debe abrir la puerta a los refugiados de todo el mundo. Así es como yo veo nuestra humanidad. Por desgracia, estamos pasando por un proceso de deshumanización. Como parte de la segunda generación de sobrevivientes del Holocausto, es muy difícil para mí ver.

Edna Zaretzki Toledano, de 72 años, co-fundadora de Mujeres de Negro, del grupo de Haifa, sostiene un cartel que dice 'Detener la ocupación" en hebreo y en árabe.

Orly Natan, de 52 años, activista desde hace 10 años en Mujeres de Negro, del grupo de Haifa.

Orly Natan: Desafortunadamente, el grupo está disminuyendo en número y también nos estamos envejeciendo. Creo que las mujeres judías tal vez hoy consideran nuestras vigilias demasiado pasivas. Pero eso es no cierto. De pie en un espacio público al mediodía, en el día más ocupado de la semana, en el centro de la ciudad,  no es un acto pasivo. Nuestro objetivo es hacer ver la ocupación actual. Hacer que las personas se dan cuenta de que la ocupación es errónea.

Vered Madar, de 44 años, activo desde hace 11 años en Mujeres de Negro como parte del grupo de Jerusalén, sostiene un cartel que decía 'detener la ocupación' en hebreo.

Vered Madar: Por lo que yo recuerdo, siempre he tenido una pasión por cambiar el mundo. Mujeres de Negro es una manera para mí. Durante años las vi de pie en Haifa y me sentía motivada. La mayoría de ellas son mayores que yo, y yo también estaba muy ocupada con Mizrahi. En algún momento me sentí lo suficientemente cómoda para participar como invitada. Cuando nació mi hijo, Roi, empecé a ver las cosas a través de sus ojos. Durante una de las vigilias, una mujer estaba agitando la bandera israelí frente a nosotras. Roi me preguntó si ella estaba enojada con nosotras, y yo le dije que creo que estábamos tratando de hacer lo mejor que podíamos por este lugar. La derecha se ha apropiado de lo que llamamos "amor por Israel", y la narrativa sionista retrata el poder sobre el pueblo palestino como esencial.

Judy Blanc: Estoy muy orgullosa de mi nieto, Natan (objetor de conciencia Natan Blanc). Estoy sorprendida de cómo muchas personas lo ven como un joven independiente, honesto. Incluso las personas que no están de acuerdo con él políticamente están agradecidos por sus hechos. Los jóvenes en la actualidad son más individualistas. Sólo el pensamiento crítico sobre la sociedad y la colectividad nos puede ayudar a traer la paz.

Judy Blanc, 85, co-fundadora de Mujeres de Negro, del grupo de Jerusalén, sostiene un cartel que dice 'detener la ocupación "en árabe.

Varda Sivan, de 62 años, activista desde hace 20 años en Mujeres de Negro, del grupo de Haifa, lleva una camiseta con el lema "La guerra no es mi lengua" en hebreo y árabe.

Noami Morag (D), de 66 años, hace 25 años en Mujeres de Negro, Ruth Elraz (I), de 81 años, co-fundadora de Mujeres de Negro, del grupo de Jerusalén.

Yaffa Berlovitz Bloch: Esta persistencia y continuidad me da la sensación de que esto no es "especial." Esta es nuestra vida. Todavía existe la ocupación, nada cambia. Esta muestra, grita "detener la ocupación", - vamos a seguir continuando con ella, incluso cuando nadie nos escuche.

Edna Glukman: he estado participando en el activismo por 60 años, y yo no creo que hemos logrado mucho. Hemos logrado algunos avances. Yo no cambiaría nada, si fuera joven lo haría de nuevo.

Yaffa Berlovitz Bloch, de 76 años, activista desde hace 19 años en Mujeres de Negro, del grupo de Tel Aviv, sostiene un cartel que dece 'detener la ocupación' en hebreo.

Fuente: PHOTOS: Israeli women who have stood up to the occupation for 26 years

Keren Manor & Shiraz Grinbaum / Activestills, +972 Magazine (Traducción: Palestinalibre.org)