2012 · 08 · 01 • Comité Democrático Palestino - Chile

El Candidato a la presidencia de EEUU Mit Romney, se humilla ante el lobby sionista

No es novedad que los candidatos norteamericanos, sean para las elecciones de presidentes, senadores o gobernadores, recurren a declaraciones poco afortunadas y a veces de sorprendente nivel de ignorancia. También aquellas que tienen como objetivo ganar sectores importantes, sean económicos, colectividades o simplemente del poderoso lobby sionista en EEUU. Hemos escuchado, estupideces y declaraciones qua han motivado burlas y bromas como las de Bush, el precandidato Newt Gingrich y ahora las del candidato a la presidencia de los EEUU, Mitt Romney quien afirmó que las diferencias económicas entre Israel y Palestina se deben a la diferencia «cultural» entre ambos pueblos…

El viaje al extranjero de Mitt Romney, en promoción como candidato republicano a la Casa Blanca, se ha convertido en una continua polémica. Tras el resbalón de sus declaraciones sobre los Juegos Olímpicos, durante su visita a Londres, Romney causó en Israel un gran enojo entre los palestinos al atribuir a la cultura de estos su menor desarrollo económico, frente al espíritu emprendedor de los judíos. En la tercera y última escala, en Polonia, Romney se enfrentó a los medios estadounidenses que le siguen en el viaje, a los que luego tuvo que pedir disculpas.

El candidato con el afán de agraciarse con el poderoso lobby sionista, afirmó que las diferencias económicas entre Israel y Palestina se deben a la diferencia «cultural» entre ambos pueblos. El candidato republicano no tuvo en cuenta, la ocupación militar y la permanente destrucción que sufre Palestina, tampoco se le pasó por su estrecha mente que más que la mitad de la población palestina, ha sido expulsada de sus tierras y hogares y hoy son refugiados y menos las limitaciones ni las restricciones geográficas a las que se ve sometida, etc. etc.

No es novedad este tipo de declaraciones. Es muy conocido el bajo nivel cultural e intelectual de los políticos norteamericanos, donde el tristemente célebre presidente Bush ha sido uno de los más destacados, recordados y “mofados” en esta materia.

Al respecto, consideramos inútil responder y menos dar importancia a este tipo de afirmaciones basadas en la ignorancia y el deseo de ganar (mendigar) la simpatía del lobby sionista en Estados Unidos.

Sí, creemos oportuno recordar la respuesta del escritor israelí Abraham B. Yehoshúa, en respuesta a otro precandidato norteamericano Newt Gingrich, quien en su oportunidad habló barbaridades y tonterías muy parecidas a las reciente de Romney:

El artículo “El sorprendente Newt Gingrich” de Abraham Yehoshúa, fue publicado en español en el Diario La Vanguardia de España (versión impresa, página 32) el 25 de diciembre de 2011

Este es el artículo:

El sorprendente Newt Gingrich

Abraham B. Yehoshúa

Diario La Vanguardia de España (versión impresa, página 32) el 25 de diciembre de 2011

Me dicen que Newt Gingrich, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, es historiador y una persona más culta que la media de los congresistas y senadores norteamericanos. Sin embargo, las declaraciones que hizo en una entrevista para un canal judío de Estados Unidos en las que hablaba de que el pueblo palestino es un invento de gente extranjera y que las fronteras del 67 no garantizan la defensa de Israel muestran una ignorancia histórica y una simpleza política en alguien que pretende ser un líder mundial.

Gingrich dice que nunca existió un Estado palestino ya que hasta la época del Mandato Británico esa región formaba parte del imperio otomano. También EE.UU hasta 1779 no era más que una colonia de la Corona británica. Por tanto, los habitantes de dicha colonia tampoco tenían derecho a erigir un estado propio, ¿no? Esto mismo se podría aplicar a las decenas de países que en último siglo se han constituido y que pertenecían a imperios como el británico, el francés o el austrohúngaro. Recordemos el caso de Checoslovaquia cuando se fragmentó en dos estados independientes; República Checa y Eslovaquia. Y es que el territorio es el que marca la idiosincrasia de sus habitantes, tanto cuando se definen como un pueblo diferencia como cuando se ven integrados en un pablo mayor.

¿Cómo puede el candidato republicano estadounidense decir que el Estado palestino y los palestinos son un invento?

El nombre de Palestina es muy antiguo; viene ya de la época del imperio romano. E indudablemente los habitantes de Palestina tienen derecho a llamarse palestinos y, como tales, tienen la opción e considerarse parte del pueblo árabe o de querer establecerse como un Estado propio manteniendo sus vínculos culturales y religiosos con la gran nación árabe.

¿Cómo puede decir Gingrich que los palestinos y el Estado palestino son un invento? Conviene recordar que el 29 de noviembre de 1947 en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el representante de Estados Unidos, junto con la mayoría de los países, incluidos los pertenecientes al bloque soviético, votó a favor de una resolución en la que se dividía Palestina en dos estados: uno judío y otro árabe. Al Estado judío se lo llamó Israel y al Estado árabe se lo llamó Palestina. Así pues, ¿con qué derecho se atreve este candidato republicano a invalidad dicha resolución?

La simpleza de Gingrich salta a la vista cuando afirma que las fronteras del 67 no son fronteras seguras. Está claro que no ha estudiado bien el mapa de la zona. Si lo hubiera hecho, habría visto que el ancho del futuro Estado palestino, lo que se suele llamar Cisjordania o Judea y Samaria, sería según las fronteras del 67 de aproximadamente 60 km. ¿Acaso si Israel traslada su frontera diez kilómetros más al este va a estar más protegida del lanzamiento de misiles o de la incursión de tanques? ¿Es que la defensa de Israel depende de que se anexione varios km2 más de territorio palestino tal y como pretenden los colonos judíos? ¿No tienen más sentido que la defensa de Israel se base ante todo en unas relaciones de paz y confianza con los palestinos y en el desarme, bajo inspección de fuerzas internacionales, de todo armamento de ataque?

Incluso si el señor Gingrich niega la posibilidad de un Estado palestino, ¿qué es lo que piensa de los millones de palestinos que ahora viven en los territorios de Judea y Samaria? ¿Es que, a pesar de los valores democráticos en que se ha educado en Estados Unidos considera que es justo dejar para siempre a esos millones de personas sin derechos civiles en su tierra como hace ahora Israel?

¿Es que cree justo dejar para siempre a millones de personas sin derechos en su tierra como hace ahora Israel?

Cuando uno escucha declaraciones tan irresponsables como estas en boca de alguien que puede llegar a ser presidente de EE.UU, y que solo busca atraer al electorado judío, en su mayoría de ideología demócrata, comprende que sea difícil esperar de Estados Unidos que se comprometa de verdad a reconducir el proceso de paz. Ante esto, quedan patentes la importancia y la necesidad de que la Unión Europa tome el relevo para buscar una solución al conflicto israelo-palestino.

A.F.Yehosuah, escritor israelí, impulsor del movimiento Paz Ahora

Descargar 'El Sorprendente Newt Gingrich' en PDF (Diario La Vanguardia - España)

 

 

Comité Democrático Palestino - Chile