2012 · 07 · 27 • Comité Democrático Palestino - Chile

La última maniobra de Abbas: Una “Carta” amenazando a Netanyahu

Después de más de 20 años de “conversaciones de paz” entre Palestina e Israel, marcados por el fracaso y colonización israelí de Palestina, se cierran para los palestinos las salidas posibles, quedando al presidente de la Autoridad Palestina, ANP, Sr. Mahmud Abbas, una sola y última carta: enviar una misiva a Netanyahu, amenazando con la disolución de la Autoridad Palestina.

Hace más de 20 años, desde los encuentros de Paz Madrid y posteriormente, los acuerdos de Paz de Oslo de 1993, que la Autoridad Nacional Palestina, ANP, viene nadando en un laberinto de negociaciones y conversaciones de paz, de aguas turbias y muchos obstáculos, que solo nos han levado al peor escenario para nuestro pueblo: el nulo cumplimiento de lo conversado en aquellas fechas, el desmembramiento de nuestro pueblo y divisiones internas irreparables, nula resistencia en contra de la ocupación, el incremento de la violencia represiva e incontrolada de los militares y colonos israelíes, y lo más triste que durante estos 20 años de maniobras distractoras e inútiles, solo se ha avanzado en la colonización de las tierras palestina ocupadas, donde se han instalado más de 740 mil colonos, 12 veces más que los que se encontraban el año 1993, previo a los acuerdos de Oslo, donde paradójicamente indicaban la paralización de los asentamientos en los territorios palestinos ocupados y que son materia de las negociaciones de paz y son aquellos en donde se materializará el estado palestino. Las Autoridades Palestinas establecidas a partir de 1994, por los acuerdos de Oslo en parte de los territorios ocupados denominados Aéreas “A”, con el objeto de terminar con la ocupación militar, establecer un estado palestino independiente, a mas tardar el año 1998 y firmar la paz definitiva con Israel, basándose en las resoluciones de la ONU y su Consejo de Seguridad, en especial las 242 y 338, simplemente, fueron llevadas a este laberinto de conversaciones y negociaciones, bajo el auspicio y control de Estados Unidos, que resultaron absolutamente inútiles y cada vez con más y nuevas exigencias por parte de Israel y cada vez con mas y nuevas concesiones por la parte palestina, que finalmente nos llevaron al actual escenario, sin paz, sin tierras, si estado y sin derechos humanos. 20 años perdidos para Palestina y 20 años ganados para la política expansionista de Israel. Los hechos reales y tangibles sobre la tierra, son indesmentibles. No obstante, a pesar de este contexto, la Autoridad Nacional Palestina, bajo estricta supervisión de los militares israelíes, continúan apostando a Israel y su amigo y fiel protector, Estados Unidos, entrampándose cada día más en los juegos y artificios diseñados y controlados por estos últimos. Los palestinos, se han entretenido con divertidos juegos denominados “conversaciones de Paz”. El último y gran encuentro, fue la “Conferencia Internacional de Annapolis”, llevada a cabo en noviembre de 2007, bajo el auspicio de Estados Unidos, donde celebraron y festejaron su conjunta declaración palestino-israelí que indicaba el inicio de la solución definitiva para el logro de la paz. Sin embargo, después de un año de “entretenidas” maniobras y jugueteos, Israel lanza su guerra contra Gaza, motivo por lo cual, se paralizó el juego y las “negociaciones. Con la llegada de Netanyahu al poder, el Sr. Fayyad, primer ministro de Palestina, recién se dio cuenta del callejón sin salida en el cual se ha metido. En agosto de 2009 y inducido por los norteamericanos, inicia un nuevo juego, esta vez, denominado, el “Plan del Estado Palestino”, aludiendo que los palestinos no pueden esperar las siempre entrampadas negociaciones con Israelí y deben ir hacia el establecimiento de su propio estado, fijando como meta el mes de agosto de 2011. Sin embargo, llegó la fecha y el estado palestino siguió sin existir, enredado en las tretas de organismos burocráticos e inoperantes como la ONU y su Consejo de Seguridad, este último bajo la permanente amenaza del Veto de Estados Unidos. Desesperado, Abbas y sus colaboradores, se dirigen al Cuarteto (Unión Europea, la ONU, Estados Unidos y Rusia), donde de nuevo, las declaraciones de este ente fueron decepcionantes e inútiles. Fracasadas las tentativas palestinas, ahora Abbas nos sale con una nueva entretención que consiste en el envío de una “Carta” a Netanyahu, amenazando con la disolución de la Autoridad Palestina, si persiste el estancamiento. No creemos que Abbas tenga los “cojones” para llegar a la disolución de la ANP, dado que esto no es de la conveniencia de Israel, por lo menos por el momento. En Resumen, la gran y noble causa de Palestina y su pueblo, se ha convertido en una simple “Carta”, donde no se sabe, si Netanyahu la leerá o la pasará a su secretaria. Bajo este triste y ridículo escenario, y en caso que se disuelva la Autoridad Palestina, cuáles serán las consecuencias previstas: Según el analista palestino Dr. Fayez Abu Shamala, Al día siguiente de la disolución de la Autoridad Palestina, se prevé que Israel lleva a cabo las siguientes acciones: 1. Anexar a Israel las zonas denominadas “C” que corresponden al 60% de la superficie de Cisjordania; 2. Declara las zonas “A” bajo la modalidad de “Auto Gobierno”; 3. Asignar un administrador militar israelí para “Samaria y Judea”; 4. Con ayuda de los “Nuevos Palestinos” que son aquellos moldeados y entrenados en Amman y Estados Unidos, se administrarán los asuntos rutinarios de los palestinos; 5. Se solicitará a los funcionarios públicos de la ex Autoridad Palestina, seguir en sus puestos, donde Israel se encargará de sus sueldos y los demás temas laborales y administrativos; 6. Israel otorgará Identificaciones “VIP” para estos “Nuevos Palestinos”; 7. El Administrador militar israelí y sus colaboradores “los Nuevos Palestinos”, no permitirán atentar contra el “orden público”; 8. Israel anunciaría la completa separación de Gaza, e interrumpe toda relación comercial y económica y permitiría una salida controlada a través del mar mediterráneo, bajo supervisión internacional. Como los palestinos hemos ya hemos perdido todo y no tenemos nada más que perder, los perjudicados, serán aquellos funcionarios públicos que rechacen trabajar bajo instrucciones de los militares de la ocupación y los uniformados palestinos de Cisjordania y Gaza que se encuentran hoy bajo el régimen de jubilación, convirtiéndolos en una fuerte carga a la alicaída economía de Gaza. A su vez, el señor Abbas, sus familiares, sequitos y cercanos, que han liderado la política y la “entereza” palestina por más de 47 años, se retirarían del poder, viajan al exilio como héroes y guardianes de la resistencia y la sangre de los mártires, ¡sacrificando sus propias vidas en pro de los derechos inalienables de la causa palestina y su glorioso pueblo!.

Comité Democrático Palestino - Chile